Artículo en colaboración con el Centro Estudia de Estambul.

Comenzamos este artículo resaltando que Turquía es un país joven, con mucho dinamismo, cuya economía sigue en crecimiento, a pesar de que numerosos analistas esperan una ralentización en su crecimiento, que en  los últimos diez años ha alcanzado tasas anuales cercanas a las dos cifras. Un destino, por lo tanto, muy interesante para desarrollar una carrera profesional como profesor de español.

Para trabajar en Turquía por cuenta ajena es necesario contar previamente con un permiso de residencia en el país. Dicho permiso se solicita una vez que se esté en Turquía -aunque a través de la Embajada de Turquía en Madrid también puede solicitarse- y  debe hacerse a través de esta web.

Una vez que se cuenta con el permiso de residencia, la empresa contratante solicita el permiso de trabajo, que será expedido a nombre de la empresa solicitante. Es decir, si el empleado quiere cambiar de empresa, la nueva empresa ha de solicitar de nuevo el permiso de trabajo.

Uno de los sectores que más ha crecido en los últimos años ha sido el de la enseñanza del español, idioma que cada vez está más solicitado. Sin embargo, recomendamos hacer una búsqueda completa de todas las ofertas, para comprobar en qué lugares están situadas las escuelas o centros de impartición de clases (en el caso de Estambul hay que recordar que es una ciudad de dieciocho millones de habitantes que sufre de atascos crónicos) y entender que tanto las condiciones laborales como los procesos de selección son distintos a los que solemos conocer.

Hay que adaptarse a otra cultura laboral y a una manera de trabajar que, en muchas ocasiones, es algo más menos organizada de la que estamos acostumbrados.

Algunos de nuestros consejos a la hora de plantearse trabajar en Turquía son:

1) Venir con mentalidad abierta
Parece una obviedad, pero es un requisito fundamental para trabajar en un país que, aunque sea mediterráneo, tiene una cultura laboral muy distinta.

2) Las condiciones laborales son distintas a Europa
En Turquía, de acuerdo con la legislación vigente, es necesario contar con un permiso de trabajo. Sin embargo, como es un procedimiento administrativo largo y difícil, no es raro que muchos extranjeros trabajen como freelance sin contrato laboral. También es uso común trabajar más horas de media que en Europa (en parte porque existe una arraigada cultura presencialista en el trabajo).

3) Dónde encontrar trabajo
Las principales oportunidades de trabajo como profesor de español están en las academias de idiomas y en las universidades, escuelas e institutos.

  • Centros de formación. El español es un valor en alza en Turquía, aunque paradójicamente aún no es un idioma con reconocimiento académico en el país. Eso conlleva que si se trabaja en centros educativos –salvo honrosas excepciones- los departamentos de español no estén tan organizados ni tan valorados como sus homólogos de otros idiomas. En bastantes ocasiones tocará al docente gestionar toda la planificación de los cursos. Es frecuente que contraten a los docentes en regla, pero hay veces que pueden hacerlo también en modo freelance. Parece ser que, a veces, el Gobierno pone trabas a dar permisos de trabajo a diplomados, por lo que recomendamos convalidar a grado los estudios de quienes sean diplomados.
  • Academias privadas. Suelen enseñar distintos idiomas y no están muy organizadas. Lo más frecuente es que contraten como freelance y que avisen con poca antelación de cambios en el trabajo.

4) Estar preparado para afrontar largos desplazamientos al trabajo
Estambul es una ciudad maravillosa para visitar pero dura para vivir. Tiene dieciséis millones de habitantes y es habitual, debido al tráfico, pasarse largas horas en el desplazamiento al trabajo.

5) Tener paciencia
Hasta la fecha sigue habiendo demanda de profesores de español. Por eso se recomienda tener paciencia, porque con tiempo y más conocimiento del país pueden surgir oportunidades.

6) No pensar sólo en Estambul, sino en Turquía
Ciudades como Ankara, Izmir o Antalya también tienen demanda de profesores de español.

Baudilio Alonso-Rodríguez – Centro Estudia