¡Hay que vivir en el país!ingles-clic

Esto era verdad mucho antes de la era de Internet y las tecnologías. El que lo desea tiene infinitos modos para escuchar, leer e incluso mantener correspondencia en un idioma extranjero. Basta con pequeñas costumbres diarias que permiten estar como inmerso en una lengua extranjera: buscar las letras de una canción conocida en Youtube, ver por Internet diariamente el telediario de la TV de un país extranjero, frecuentar las salas de cine en VO, descargarse ejercicios de escucha gratuitos. Otro método infalible es tan simple como dar rienda suelta a cualquiera de nuestros pasatiempos en otro idioma. Por ejemplo: si a uno le gusta saber de técnicas para montar a caballo, nadar, esquiar, o cualquier otro ocio o deporte: ¿quién le impide ver tutoriales en Youtube en inglés?  Hay gestos tan sencillos como: configurar su cuenta de Facebook y de correo en inglés, pasar el menú de un smartphone en francés, etc.  Y la era del consumo solidario y de Internet nos ha traído cosas tan divertidas como el coachsurfing, invitar a un extranjero de vez en cuando a casa y pedir a cambio comunicarse en su idioma es una manera práctica y ¡muy divertida de hablar!  Todo es cuestión de poner el chip en modo “quiero aprender” y las cosas llegarán naturalmente.

¡Hay que empollar y entender de gramática!

¿Acaso un ciudadano español de a pie sabe la gramática española? Basta con preguntarle a cualquier nativo hispanoparlante qué es un pronombre complemento, un verbo transitivo, un adverbio de circunstancia para que se quede con cara de póker y sin embargo, no habla el idioma perfectamente. ¿De verdad creemos que estos niños de 5 años bilingües tienen la menor idea de lo que es un participio? La gramática es un elemento más de una lengua, como el motor lo es a un coche, pero, ¿acaso hace falta ser mecánico para conducir perfectamente? La gramática sirve y dependiendo de nuestro enfoque, puede ser hasta divertida para aquellos que les gusta pero convengamos que si a uno le meten gramática como base a su curso de idiomas, mal empezamos y hay muchas posibilidades de desanimar a cualquier estudiante. Esto no quiere decir que haya que desterrar la gramática, pero debe servir para sostenernos en caso de duda o simplemente acortar caminos. La gramática en cualquier caso es mucho más sencilla si aparece por deducción y desprovista de tecnicismos en la medida que sea posible.

¡Hay que tener el don de los idiomas!

aprender-idiomas-en-clic-sevillaFalso, mucha gente simplemente habla un idioma porque se dieron las circunstancias en su vida. No hace falta ser un genio ni tener ese famoso don del que se habla; hay que tener motivaciones y ganas o simplemente estar obligado por supervivencia. Es cierto que a algunos que hablan 3, 4 o más idiomas les tildamos de superdotado, pero hay un hecho probado; el primer idioma es el más difícil, luego los demás se hacen más fáciles. Cuando uno ya habla dos idiomas, su mente está ejercitada para adquirir otros idiomas con cierta facilidad… cuestión de ejercicio como todo en la vida.  Hablar idiomas es una de las habilidades naturales del ser humano como el andar o el contar, algunos, claro, lo hacen con más brío y talento que otros. ¿De verdad hace falta tener un don para saber coser o cocinar? ¿Los que se dedican a la ingeniería financiera son superdotados?

Frederic Parrilla

Jefe de Marketing y subdirector, Clic IH, academia de inglés en Sevilla
Descubre nuestros cursos de inglés en Sevilla

Frederic es subdirector y responsable del Marketing en CLIC donde trabaja desde el año 2007. Es licenciado en Lenguas Extranjeras por la Universidad de Toulouse y enseño francés como lenguas extranjeras varios años.

Si quieres, puedes leer otras contribuciones suyas en este blog.