Un repaso a las opciones disponibles: cursos intensivos, campamentos de verano, estancias lingüísticas: 

Desde los 400 para un curso intensivo en academia hasta 8 veces más caro: 3200 € en Oxford 

La oferta es amplia y más aún lo es el abanico de precios ya que puede ir desde unos 400 euros por un curso intensivo de un mes de 4 horas diarias en una academia de buena calidad, mientras que en el otro extremo se sitúa por ejemplo un curso en Londres o en Oxford con alojamiento llegando a alcanzar los 3200 € sin contar con el vuelo, para 2 semanas. Un campamento de verano, que pude ser otra opción, se sitúa en un precio medio: unos 1000 euros para 2 semanas. Lo importante es sin duda encontrar y elegir una opción que aporte una buena relación calidad-precio pero que igualmente sea realista y garantice un retorno de la inversión apropiado.

El dinero no hace milagros: lo importante es la motivación personal de los hijos

El dinero no lo es todo y antes de elegir una de las opciones, conviene que los padres se aseguren del interés y de la motivación de sus hijos. Así, cualquier elección puede ser buena (Cursos Intensivo, Campamento en España, Estancias en el extranjero) ninguna tiene porque ser peor que otra, ya que los resultados dependerán más del nivel de motivación de los hijos que del importe invertido. Puede que un adolescente motivado consiga un buen nivel de inglés en un curso intensivo de un mes en Alicante mientras que otro no saque provecho de una estancia de 4 semanas en Irlanda. La razón: el joven de Alicante está motivado porque el inglés le servirá para mejorar en una afición suya como por ejemplo, cantar música rock, entrar en un foro de motos americanas, aprender a pilotar, etc. El chico que se va a Irlanda aún no ha tenido oportunidad de descubrir que el inglés le servirá para alcanzar algunos sus objetivos personales.

Los criterios mínimos que debe cumplir cualquiera de las opciones

Independientemente del importe invertido en un curso y del nivel de motivación, existen unos criterios mínimos que deben cumplirse para que niños y adolescentes saquen provecho y mejoren su nivel de inglés. Deben cumplirse de manera ineludible:

– Los profesores deben ser nativos o salvo en contadas excepciones, bilingües y en cualquier caso poseedores de un certificado tipo TEFL (CELTA; DELTA) emitido por una entidad reconocida (Cambridge o Trinity, por ejemplo). Asimismo, conviene que el profesor tenga experiencia en enseñanza a niños y jóvenes. (en este caso existe, un certificado de Cambridge llamado: YLC; Young learners)

 – Los grupos no deberían superar los 12 alumnos, más allá de 12 en un grupo, resulta difícil para el profesor que haya una evaluación continua y personalizada. La enseñanza actual se basa en la participación activa y la interacción entre todos los estudiantes del grupo.

1– El método de enseñanza debe ser dinámico y no estar basado en unas interminables series de ejercicios gramaticales o aprendizaje pasivo. Debe de haber una serie de actividades en clases que impliquen la producción escrita y oral en inglés por parte de los alumnos.

– El programa de formación según el nivel inicial del alumno. Sea cual sea el curso que elija, es conveniente establecer un programa de clase orientado a la necesidad y en función a su nivel. Conviene que los padres se familiaricen con el marco común europeo de las lenguas (LINK) que establece la definición para cada nivel. El recorrido entre el nivel inicial y el que se pretende alcanzar es uno de los criterios que permitirá medir la inversión requerida en tiempo y dinero para un curso.

– En el caso de las estancias lingüísticas en el extranjero, conviene asegurarse de que no coincidan jóvenes de la misma nacionalidad, ni en el mismo grupo ni en el mismo alojamiento. El riesgo es que los jóvenes acaben practicando más el español que el inglés fuera de las clases. En el caso del alojamiento, siempre es aconsejable que convivan con familias nativas y con estudiantes de diferentes nacionalidades para evitar la práctica del castellano.

– Para estancias lingüísticas y campamentos en España, es importante saber que actividades extraescolares están incluidas; resulta muy beneficioso para el alumno estar practicando el idioma fuera del aula y en un contexto real: por ejemplo, en un campamento multinacional en España donde haya otros jóvenes extranjeros, será muy eficaz que un estudiante juegue al baloncesto y a juegos de mesa con compañeros y compañeras de otras nacionalidades; mejorará su inglés, pero también sus dotes de sociabilidad y su interés por el aprendizaje y los idiomas.

Frederic Parrilla

Jefe de Marketing y subdirector, Clic IH, academia de inglés en Sevilla
Descubre nuestros cursos de inglés en Sevilla

Frederic es subdirector y responsable del Marketing en CLIC donde trabaja desde el año 2007. Es licenciado en Lenguas Extranjeras por la Universidad de Toulouse y enseño francés como lenguas extranjeras varios años.

Si quieres, puedes leer otras contribuciones suyas en este blog.