Ya está a la vuelta de la esquina, un año más, la fiesta de Halloween y es por ello que sería interesante explicar los orígenes de esta fiesta anglosajona tal y como la entendemos hoy en día, ver cómo ha entrado en nuestro país y ya de paso, ver un poco de vocabulario y expresiones típicas de este día tan “aterradoramente divertido”.

La historia de Halloween

La fiesta de Halloween se celebra el 31 de octubre, víspera del Día de Todos los Santos. Aunque no existen datos fehacientes de sus orígenes, los investigadores creen que estuvo hace más de dos mil años en una fiesta pagana de origen celta, que con el tiempo, pudo entrar en contacto con otras manifestaciones religiosas también paganas del pueblo romano.

Para los celtas, los cuales poblaban importantes territorios de las actuales Irlanda, Escocia e Inglaterra, era una manera de celebrar el fin del verano y la época de cosecha, coincidiendo con la llegada del solsticio de otoño. En el transcurso de esa noche, los espíritus de los difuntos solían deambular entre los vivos a la vez que se celebraban rituales y fiestas sagradas para ensalzar la comunicación de unos y otros, el más allá y el presente.

Entre las celebraciones romanas, también la población llevaba a cabo distintos rituales religiosos relacionados con el descanso de sus seres queridos fallecidos, y en un momento determinado, las dos representaciones festivas tuvieron que entrar en contacto y producirse una transferencia de elementos en ambas direcciones.

Con el paso del tiempo y la llegada de inmigrantes irlandeses durante la segunda mitad del siglo XIX a Estados Unidos, la fiesta de Halloween aterrizó en el continente americano, fue perdiendo fuerza el contenido religioso de la misma y poco a poco adquirió una mayor relevancia la secularización de la citada fiesta.

A lo largo del siglo XX, Estados Unidos vio crecer paulatinamente esta manifestación de origen celta y ya en los años setenta y ochenta de la pasada centuria, se popularizó gracias al mundo del celuloide y la televisión, que vieron en esta noche “terrorífica”, un filón económico con la película Halloween en 1978.

La misteriosa y enigmática noche de ocultismo del 31 de octubre basada en hechizos, magia, brujas y espíritus, pasó a mercantilizarse y a convertirse en una fiesta para jóvenes de todas las edades.

Halloween en España

En nuestro país, posiblemente tendríamos que poner el punto de inflexión a finales de la década de los años setenta o principio de los años ochenta con la película Halloween de John Carpenter. A raíz del gran éxito de taquilla que dicho film obtuvo en 1978, la fiesta y su contenido mitad tenebroso, mitad fiestero, hizo que rápidamente se extendiera por nuestro territorio ayudado por el cada vez más globalizado planeta en el que vivimos. Es habitual hoy en día que los colegios hagan partícipes a los alumnos y los comercios y centros comerciales engalanen sus escaparates con elementos propios de Halloween con el pretexto de aumentar sus ventas. Los más pequeños de la casa (y los no tan pequeños), aprovechan la víspera del día de los difuntos para “meter miedo” a familiares y vecinos con sus impactantes disfraces y maquillajes puerta por puerta y ofreciendo “truco o trato” a quienes tengan por delante.

Vocabulario de Halloween

Aprovechando la llegada de esta fiesta tenebrosa, es un buen momento para introducir vocabulario y expresiones propias de este momento “lleno de magia” para estar a la altura cuando estemos buscando víctimas y acompañados de otros “seres fantasmagóricos”. Para empezar, un vocabulario básico pero elemental para tener una ubicación adecuada. He aquí doce palabras claves:

Cobweb / Telaraña

Pumpkin / Calabaza

Witch / Bruja

Ghost / Fantasma

Halloween / Noche de brujas

Vampire / Vampiro

Haunted house / Casa encantada

Skeleton / Esqueleto

Costume / Disfraz

Boogeyman / el Coco

Wizard / Mago

Sweets / Caramelos

Frases para Halloween

Una vez que nos hemos empapado de este essential vocabulary, sería interesante acercarnos a algunas frases propias del día de Halloween pues sin ellas, sería difícil entender la festividad. Empecemos:

Trick or treat

Quizás, es la frase por antonomasia que más se ha internacionalizado de la fiesta de Halloween. Significa “truco o trato”, y suele utilizarse por los niños cuando llaman a la puerta de sus vecinos. El juego consiste en que los vecinos dan caramelos a los niños disfrazados para la ocasión (trato) o de lo contrario, éstos llevarán a cabo una “tropelía” a modo de travesura (truco).

Happy Halloween

“Feliz noche de brujas”. Suele ser el saludo que se dan las personas que participan de la fiesta.

Coming to get you!

“Voy a por ti”… ¿Te imaginas a Freddy Krueger apareciendo en tus sueños como en sus películas?

Spine tingling

“Tener escalofríos”.

Scared stiff (adjective)

“Quedarse petrificado”.

Jack-o’-lantern

“Calabaza iluminada”. Hace referencia a una antigua leyenda irlandesa sobre un hombre conocido por Jack el Tacaño que tuvo que verse las caras con el mismísimo diablo y que terminó vagando sin rumbo fijo a su muerte, solamente iluminado por un tubérculo con un carbón incandescente en su interior.

En España también tenemos celebraciones para la víspera del día de Todos los Santos. Así Magosto en el noroeste de España, Gaztainerre en el País Vasco o la Castanyada en Cataluña. Lo que cambia es la calabaza por las castañas, más propias de nuestra tierra.

Ahora sí que estamos preparados para vivir y disfrutar Halloween a la española.

Alberto Granados

Alberto Granados

Responsable de librería, CLIC IH Sevilla

Alberto trabaja en el departamento de Librería CLIC IH vendiendo y asesorando sobre métodos, lecturas y material complementario en distintas lenguas. Es licenciado en Historia del Arte, en Antropología Social y Cultural, realizó un Máster en Dirección de Marketing y Comunicación y ha escrito varios artículos relacionados con el Patrimonio Cultural. Adora viajar, hacer deporte y practicar inglés.

Si quieres, puedes leer otras contribuciones suyas en este blog.